Homicidio y Asesinato

Campo & Cavia Abogados Penalistas

Los delitos de homicidio y asesinato se encuentran regulados en nuestro código penal en los artículos 138 y siguientes. Por lo que respecta al delito de homicidio, el artículo 138 lo define como “el que matare a otro”, será castigado como reo de homicidio, y le aplica una pena de diez a quince años de prisión. El artículo 139, define lo que se entiende por asesinato, al establecer que “el que matare a otro concurriendo alguna de las circunstancias siguientes”, será castigado con la pena de prisión de quince a veinte años. Es decir, se incrementa la pena respecto al homicidio, siempre que se den las siguientes circunstancias:abogados penalistas

  • Alevosía
  • Precio, recompensa o promesa
  • Ensañamiento, aumentando deliberadamente e inhumanamente el dolor del ofendido.

Incluso, cuando sean dos las circunstancias en lugar de una de ellas, la pena se impondrá de veinte a veinticinco años, según lo establecido en el artículo 140 del mismo Código Penal.

Se regula igualmente el delito de homicidio imprudente, que es castigado con la pena de uno a cuatro años de prisión. En el caso de que dicho homicidio imprudente sea cometido con vehículo a motor, por pura lógica se castigará igualmente a la retirada del permiso de conducción por un periodo de uno a seis años. Y en el caso de que el homicidio sea cometido pro imprudencia profesional, la pena será para inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión del profesional que la cometido por un periodo de tres a seis años.

Por último, dentro del capítulo dedicado al homicidio y sus formas, se encuentra en el artículo 143 del Código Penal la inducción al suicidio, que se encuentra castigada con la pena de prisión de cuatro a ocho años, así como con la pena de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de otra persona. Por último, será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte. Se reduce drásticamente la condena, en el caso de que la petición del auxilio al suicidio sea seria e inequívoca y la víctima padeciera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera grandes padecimientos.

Nuestro despacho está altamente especializado en este tipo de delitos y procedimientos penales. Puedes consultar con nuestros abogados especialistas en todo tipo de procedimientos criminales para estudiar una posible acusación o defensa por dichos tipos penales.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Penal