Fallecimiento en unidad de quemados por negligencia médica en Barcelona

Campo & Cavia – Departamento negligencias médicas

Con fecha 3 de noviembre de 2014, el juzgado de lo contencioso administrativo número 15 de Barcelona ha dictado sentencia según la cual se condena a un hospital y a la sanidad pública, a abonar la indemnización correspondiente a los hijos del fallecido Sr. P.C.P. imagen- ABOGADOS BARCELONA CAMPO & CAVIA

Los hechos se remontan a finales del año 2011, cuando el paciente ingresó en el hospital condenado y le fue recetado un medicamento cuyos efectos secundarios podían producir una necrólisis epidérmica tóxica. El medicamento fue dispensado al paciente durante diversas semanas, y a pesar de tener claramente los síntomas adversos que se recogían en las indicaciones del medicamento, por parte del servicio médico no se percataron que las quemaduras, ampollas, y alteraciones dermatológicas que el paciente estaba teniendo eran producidas por el medicamento Zyloric (Alopunirol).

La reclamación fue presentada por los abogados especialistas en negligencias médicas Campo & Cavia Abogados. Tal y como recoge la sentencia en sus fundamentos, “el hecho de no haber puesto el hospital de Sant Joan de Déu todos los medios necesarios para no prolongar la evolución de la patología del paciente, es causa eficaz de responsabilidad médica que se origina en el presente caso, máxime cuando habiendo debido saber los facultativos que asistieron al señor P.C.P. que con frecuencia tal necrólisis afecta a la mucosa respiratoria, digestiva y ocular, y tales síntomas ya los presentaba el paciente según la historia clínica, aquellos no detectaron tal patología, ni suspendieron el tratamiento con alopurinol hasta dos meses después de su inicio, no siendo un supuesto de exención de responsabilidad el hecho de que tal enfermedad sea escasamente frecuente”.

Finalmente el paciente debió ser ingresado de urgencia en la unidad de quemados dónde fallecería posteriormente.

Por parte de la sanidad pública así como de la compañía aseguradora, en ningún momento se aceptó ninguna responsabilidad, y obligaron a los perjudicados a presentar el correspondiente juicio contencioso administrativo, siendo en la sentencia donde por fin se ha hecho justicia y se ha abordado con detenimiento la negligencia médica producida.

El letrado que ha dirigido la presente reclamación, Sr. Ricardo Campo Galindo, ha presentado numerosas reclamaciones por errores médicos, manifestando que es lamentable que en casos claros de negligencia no se acepte tal error y se negocie el resarcimiento de los perjudicados de forma más ágil, evitando así la larga espera del procedimiento judicial.

Campo & Cavia Abogados

Departamento de negligencias médicas

10/11/2014

campocavia

View more posts from this author