Tras una negligencia médica comienza la lucha

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

Tras acudir a los servicios médicos públicos o privados, en ocasiones los pacientes sufren daños imprevistos que se pueden catalogar como negligencia médica, y sobre los cuales se puede y debe reclamar.

El problema radica en la infinidad de problemas que un paciente tiene a la hora de poder reclamar contra un médico que en principio ha hecho todo lo posible por atenderlo con la mayor de las diligencias, pero que por un imprevisto que en muchas ocasiones era evitable, se ha originado al paciente unos daños que en ocasiones son mucho mayores que el motivo por el cual se acudió al servicio médico.

Imaginemos el caso de que una persona acude al médico por una dolencia y que le es recetado un medicamento cuyos efectos secundarios adversos causan un mal mayor (a los que por ejemplo el paciente era alérgico y el médico no reparó en dicha circunstancia). Dicho efecto adverso podría causar unas lesiones o baja que el paciente puede perfectamente reclamar, ya que si el médico hubiera tenido la pericia que cualquier profesional debiera tener, no se hubiera recetado el medicamento al paciente y se hubiera podido buscar una vía alternativa.

Pues bien, una vez el paciente ha sufrido la negligencia médica, se le presenta un largo camino para que finalmente pueda decretarse su derecho a la indemnización.

No todos los casos son susceptibles de presentar una reclamación, y aunque sí lo sean, mo siempre merece la pena reclamar por tales daños, ya que en ocasiones nos saldrá más cara la propia reclamación que la cuantía que pudiéramos obtener por la misma. Los abogados expertos en negligencias médicas de este despacho, aconsejamos únicamente presentar reclamaciones judiciales cuando realmente el mal causado en relativamente importante, y la cuantía a reclamar va más allá de los 3000 Euros. Dicha cuantía es una cifra orientativa, pero realmente entendemos que cuantías menores, teniendo en cuenta el gasto que el cliente tiene que hacer en gastos previos judiciales (como por ejemplo procurador y perito médico), hacen prácticamente inviable la misma. Es simplemente nuestra opinión, pero realmente hay muy pocas razones por las que nos decidiríamos para presentar una demanda por una cuantía de unos 2000 Euros por una negligencia médica.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencia médicas

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.