Tras la negligencia médica, empieza la guerra

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

Los pacientes que han sufrido una negligencia médica, tienen que saber que si se deciden a reclamar, el camino hacia el éxito de la misma va a ser una guerra y un auténtico calvario lleno de obstáculos que superar.

Y es que los hospitales, médicos o personal causante de la negligencia, en ningún momento van a reconocer que han cometido un error indemnizable, o si lo hacen, serán en contadísimas ocasiones.

Lo cierto es que las compañías de seguros están ahí para cubrir cualquier tipo de negligencia e indemnizar al perjudicado. Sin embargo, ellas son las primeras de la fila a la hora de buscar argumentos contrarios a la concesión de la indemnización.

De hecho, hay que ir con pies de plomo a la hora de iniciar los pasos para reclamar por una negligencia médica y no caer en errores que pueden costas la pérdida de nuestra petición de indemnización.

Un error básico que se puede cometer, sería iniciar la reclamación no sólo sin abogado especializado, sino también sin un perito médico con conocimientos amplios sobre negligencias médicas.

El perito es fundamental a la hora de dar una viabilidad a la reclamación. Por mucho que una reclamación parezca realmente clara, hasta que un médico no nos confirme que realmente lo es, sería un error iniciar la reclamación. Sería como ponerse en manos del enemigo sin tener argumentos para rebatir sus motivos para la denegación

En el improbable caso que sin médico y sin abogado especializado pudiera ofrecerse una cuantía indemizatoria al perjudicado, se debería obligatoriamente consultar ante un profesional para verificar que las cuantías son las correctas. Los importes indemnizatorios deben ser ajustados al perjuicio sufrido,  para ello hay una normativa que sirve de referencia para valorarlo.

Inicio de reclamación en juzgados

Si finalmente no ha habido éxito con la reclamación inicial, hay que ir al juzgado, donde la guerra está servida y donde realmente tendremos que demostrar el error. Para ello, habrá que rodearse de médicos y abogados expertos y prepararse para el arsenal de médicos especializados que las aseguradoras van a presentar. Un éxito de la reclamación, exige la búsqueda de peritos y profesionales expertos que estén a la misma altura profesional que los que presentan las compañías.

Para ellas es muy fácil conseguir peritos expertos que digan que todo ha sido correcto, pero encontrar al profesional médico que informe sobre la negligencia médica sin tapujos, no es tarea sencilla y generalmente tampoco barata. Si se persigue el éxito en la reclamación, no queda otra opción más que buscar a los mejores profesionales que puedan enfrentarse con garantías de igualdad   contra los expertos de las compañías aseguradoras.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencias

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.