Reclamar por negligencia médica y su dificultad

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

Cuando se ha sufrido una negligencia médica, si se han sufrido perjuicios como consecuencia de la misma, existe una dificultad importante para llegar a demostrar la existencia de la misma y poder demostrar al Juez que efectivamente se ha sido víctima de mala praxis.

Y decimos que existe una dificultad probatoria, no por  el hecho de que dicha mala atención médica haya existido, sino porque muchas veces son demasiados obstáculos que hay que superar para poder demostrar la negligencia. Los propios médicos harán lo posible para “maquillar” sus posibles errores en los informes que realizan.

No sólo son los propios médicos los que intentarán suavizar de alguna forma de falta de diligencia, sino que también los propios compañeros y los propios peritos médicos que acudan al juicio de defenderlos, no dudarán en suavizar la realidad de los hechos para que a la vista del Juez, su actuación no pueda enmarcarse dentro de una praxis anormal o deficiente.

Por todo ello, antes de presentar una reclamación por los perjuicios que se hayan podido producir tras una actuación médica negligencia, es necesario rodearse de profesionales especializados que puedan pensar en todos los obstáculos que nos vamos a encontrar en el camino del éxito de la reclamación, que por otra parte no está nunca garantizado, aunque si hay una forma de poder tener éxito en la petición de indemnización, sólo puede ser actuando con todas las armas posibles.

Las aseguradoras y sus médicos de defensa

Las compañías aseguradoras que defienden la correcta actuación médica, tienen medios humanos y económicos sobrados, para presentar en un juicio el doble o el triple de peritos y profesionales que afirmarán que todo está correcto. Es ahí donde tiene que conseguirse por parte del reclamante, no sólo abogados especializados en esta materia, sino también peritos médicos que puedan hacer frente a los presentados por parte de las compañías de seguros.

Aún así, el juez siempre se verá en la dicotomía de saber quién está diciendo la verdad y quién está mintiendo u ocultando datos importantes, y finalmente, quien tenga una versión más consistente y ofrezca más confianza en su versión a la autoridad judicial, será quien con sus argumentos convenza a la autoridad judicial a dictar una Sentencia a su favor.

Es difícil y duro el cambio hacia el éxito en las reclamaciones por negligencias médicas, pero sólo hay una vía posible para el éxito de la misma, y ese camino es la búsqueda de profesionales médicos y jurídicos adecuados que nos hagan ir por el camino correcto sin carencias en nuestra fundamentación.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencias Médicas

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.