Primeros pasos tras sufrir una negligencia médica

profesional médico con mascarilla y guantes. Negligencias médicas

Cuando un paciente sufre una negligencia médica, en primer lugar el sentimiento es de impotencia, al haber sido perjudicado por la persona en quien se confió para realizar un tratamiento médico o quirúrgico.

Sin embargo, una vez se tiene verificado que realmente hemos sido perjudicados por el profesional médico y no queremos por lógica que dicho profesional siga atendiéndonos porque nos está perjudicado, ¿qué es lo que podemos hacer?.

Lo cierto es que cada caso es un mundo y nunca se puede generalizar, pero tras haber presentado durante más de diez años reclamaciones sobre negligencias médicas, puedo dejar aquí algunos apuntes que pueden ser utilidad para aquellas personas que estén sufriendo en su propia persona las consecuencias de un mal profesional médico o de un resultado lamentable tras una intervención que no era esperado y que ha sido causado por la poca pericia del profesional:

En primer lugar, lo más importante es ponerse en buenas manos y buscar otro profesional que pueda en la medida de lo posible enmendar la situación física del paciente. Una vez la situación está más controlada, sería cuando yo empezaría a realizar los trámites para reclamar en su caso. Como digo, lo primero es la salud, y después ya vendrá la reclamación.

Una vez la situación ya está en manos de un profesional en el que sí confiamos, solicitaría el historial médico en el centro o en el médico que ha causado la negligencia. Una vez con el historial, pedimos igualmente todos los informes actuales al profesional médico que está llevando actualmente al paciente.

Con dicha información, hay que acudir a un abogado especialista en  negligencias médicas. No se puede cometer el error en acudir a un abogado generalista, ya que dichos procedimientos requieren de una especialización conocimientos que sólo los años de experiencia en el sector pueden ser adquiridos. La gran complejidad de dichas reclamaciones,  hace tomar constantes decisiones que pueden afectar el éxito o el fracaso de la misma.

El abogado tiene que contar necesariamente con un perito médico también especialista en el área concreta de la negligencia producida. Sólo un médico especializado puede informar si realmente estamos en un caso de negligencia. En el caso de que efectivamente exista tal negligencia y sea informada positivamente por el perito, es cuando se tiene que organizar junto al abogado, la estrategia para iniciar cuanto antes el proceso de reclamación, ya que el mismo no va a ser rápido, por lo que cuanto antes empiece, será tiempo que ganamos y avanzamos.

A partir de dicho momento, contando con profesionales especializados, sólo queda tener un poco de paciencia hasta la resolución del caso, y confiar que efectivamente el Juez (o en su caso mediante un acuerdo) llegue a determinar que se indemnice al paciente por los daños y perjuicios sufridos tras la negligencia.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencias Médicas

 

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.