Negligencias médicas sin abogados ni peritos

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

Muchos pacientes afectados por una negligencia médica, deciden en ocasiones embarcarse en una reclamación sin contar con los servicios de un abogado ni de un perito médico. ¿Se pueden ganar dichas reclamaciones?

Lógicamente, sí que se puede admitir y ser indemnizada una reclamación por negligencia médica sin contar con los servicios de un abogado o de un perito médico.

Pero el hecho de que nos puedan dar la razón tras la presentación de una instancia ante el organismo competente (sea compañía de seguros, servicios públicos de salud, hospital al que reclamamos etc.) no significa que hayamos conseguido la indemnización que pudiera corresponder según los daños y perjuicios producidos.

Me explico. Las compañías aseguradoras se guían por la probabilidad que tengan de perder un caso en los Juzgados y los perjuicios que puedan tener si dicha reclamación acaba suponiendo una cuantía importante a desembolsar vía judicial, con los intereses que ello conllevaría e incluso en ocasiones las costas judiciales.

Sin embargo, en las ocasiones en las que pueden agarrarse a lo que sea para justificar que no ha habido negligencia, las compañías no ofrecerán cuantía alguna, y será el perjudicado el que tenga que ingeniárselas para llegar hasta el final de su reclamación.

Camino que no está exento de dificultades incluso para los abogados especialistas en dicho tipo de reclamaciones.

Las compañías de seguros siempre disponen de peritos médicos que defenderán sus intereses. Sin embargo, el particular que ha sufrido una negligencia, si se decide a hacerlo por su cuenta, va tener que armarse de gran paciencia y de confiar en el criterio de la compañía aseguradora contraria en el caso de que le ofrezcan una indemnización.

Es decir, si la compañía nos ofrece una cantidad, el particular no tendrá parámetros para valorar si realmente dicha cuantía es correcta o no. Sólo los abogados especializados pueden valorar si realmente dicha cuantía es correcta o por el contrario es irrisoria en comparación a lo que le correspondería al paciente.

Por lo tanto, entendemos que aunque sea para dar una orientación al paciente, un asesoramiento o una consulta, sería necesaria para evitar que se produzcan situaciones de abuso de las aseguradoras ante un perjudicado por una negligencia médica.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencias médicas

 

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.