Negligencias médicas ¿merece la pena el juicio?

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

Tras sufrir una negligencia médica, surge la siguiente duda: ¿Realmente merece la pena iniciar los trámites judiciales para conseguir una indemnización?

Muchos son los pacientes que de una forma u otra han sufrido en sus carnes una mala decisión médica o un error que ha acabado causando algún tipo de perjuicio. Sin embargo, no todas ellas son susceptibles de iniciar un trámite judicial. Incluso, dentro de la que es recomendable iniciar un trámite judicial, tampoco se tiene la plena garantía de que el resultado del jucio pueda ser exitoso.

Es cierto que cuando la negligencia es clara y los perjuicios están demostrados, se tiene un cierta certeza de que el proceso puede salir positivamente para el paciente, sin embargo, teniendo en cuenta que los Jueces son humanos y que cada uno piensa de una forma diversa, a veces el resultado no es seguro hasta que tenemos la Sentencia.

Llegados a este punto, nuestros abogados que están altamente especializados en negligencias médicas, opinan que se pueden recoger en un pequeño listado aquellos casos en los que realmente es imprescindible reclamar, a saber:

  • En caso de que el error médico haya producido unos perjuicios elevados y cuantiosos al paciente, o en el caso lógicamente de que haya fallecido algún familiar.
  • En el caso de que se hayan causado unas secuelas igualmente importantes, que sea necesario reparar mediante una indemnización económica.
  • En casos en los que a pesar de que los perjuicios no son demasiado elevados, se trata de profesionales que cometen un clamoroso error que además puede perjudicar a otros pacientes y además siguen actuando de la misma forma deficiente. De alguna forma hay que poner todos los medios para que dichos profesionales puedan ser corregidos por el bien común del resto de usuarios de la sanidad.

¿Cuándo no conviene reclamar?

A sensu contrario, en aquellos casos en los que a pesar de haberse cometido un claro error los perjuicios finalmente no han sido elevados o graves, hay que plantearse si realmente merece la pena iniciar los trámites con los gastos que ello conlleva, como puede ser gastos de representación profesional, peritosm médicos, procucadores etc.

Si ha sufrido una negligencia, es altamente recomentable contar un un equipo de abogados que sea especialista en la materia. Sólo así se puede tener garantizado que se dan los pasos adecuados para un final exitoso de la reclamación. Son  reclamaciones muy complejas que requieren saber el terreno  en el que se pisa en todo momento.

Campo & Cavia Abogados

Negligencias médicas

 

 

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.