El legatario de parte alícuota en la herencia

Documentos enrollados antiguos que simbolizan testamentos para herencias

Si una persona es nombrada en la herencia como legatario de parte alícuota, tendrá derecho a una parte en la misma, pero no responderá de las cargas y obligaciones.

Esta es una diferencia importante respecto a una persona nombrada como heredera a título particular, ya que el legatario de parte alícuota sólo recibirá su parte sin obligaciones.

Y es que el legatario suele recibir siempre un bien o un importe de la herencia sin asumir obligaciones que asumen los herederos.

En ocasiones, será incluso más conveniente recibir un buen legado en una herencia que recibir el nombramiento de heredero, ya que las obligaciones y cargas hereditarias, a veces pueden ser más pesadas.

Recibir un legado, sería el equivalente a recibir por ejemplo un buen regalo de la persona fallecida. Por ejemplo, puede dejar un apartamento o una propiedad como legado.

Y el heredero, tiene que entregarlo al legatario. Sin embargo, el heredero puede recibir quizás mayores bienes, pero también asumir todas las deudas y créditos del causante, por lo que podría darse el caso de que fuera más cómodo recibir un legado de parte alícuota.

El heredero puede pagar en dinero la parte alícuota del legado en la herencia (aunque no exista dinero líquido en la herencia) y optar por adjudicarse todos los bienes de la misma, al haber ya entregado su parte al legatario.

La diferencia en legatario de parte alícuota y simple legatario, es que el de parte alícuota tiene un porcentaje en la herencia, y el legatario de un bien concreto, tiene el derecho a adquirir dicho activo de la herencia.

Las personas que tiene varios bienes inmuebles, así como ahorros que dejar a los herederos, tienen infinidad de formas para distribuir su patrimonio entre sus seres queridos.

Los abogados expertos en sucesiones de Campo & Cavia, nos encargamos de dar un asesoramiento integral para que una vez se abra la sucesión, no existan disputas entre beneficiarios.

En ocasiones, es mejor dejar la voluntad clara aunque no sea del agrado de los beneficiarios, ya que ello evitará que puedan existir futuros litigios. Cuando más clara quede la distribución, menos posibilidades existirán de controversias futuras.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Herencias

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.