Las negligencias médicas, una cuestión de paciencia

Médico con fonendo pensando en una posible negligencia médica

¿Has sufrido una negligencia médica y quieres presentar una reclamación? Si es así, en muchas ocasiones vas a tener que armarte de paciencia y esperar a una resolución final que determine tu derecho a ser indemnizado.

Me estoy refiriendo a las reclamaciones contra la Seguridad Social, en las cuales hay que seguir un proceso administrativo totalmente inútil y eterno que en la mayoría de los casos no resuelve nada y no es más que un privilegio de la administración para retrasar el acceso a los juzgados.

Si hemos sufrido una negligencia médica en un centro médico privado ajeno a la Seguridad Social, nuestra reclamación podría ir tras un requerimiento formal, al juzgado directamente. Sin embargo, si estamos demandando a la sanidad pública el proceso es muy diferente.

De forma obligatoria, tenemos que presentar una reclamación ante la administración sobre responsabilidad patrimonial, cuya tramitación tiene un máximo que viene a ser unos seis meses más tres meses de prórroga, lo que hace que durante seis meses el proceso no pueda avanzar.

Por lo general, durante dichos seis meses, se recibe un acuse de recibo de nuestra reclamación, y a partir de ahí, lo normal es no recibir ninguna notificación más, o en su caso, podemos recibir una notificación en la que el plazo máximo de seis meses para resolver el expediente, se prorroga tres meses más.

Una vez hemos esperado pacientemente casi un año para no recibir ninguna respuesta definitiva por parte de la administración (en casi la totalidad de los casos) podemos acceder a la jurisdicción contencisoso-administravia. Y ahí de nuevo nos encontramos con que los juzgados contenciosos son incluso más lentos que los juzgados civiles debido al exceso de carga de expedientes y reclamaciones que no pueden ser atendidas con la rapidez o los plazos que marca la ley.

Es difícil establecer un plazo en el cual queda resuelto el expediente, per puede ser desde un año y medio aproximadamente hasta los tres años. Incluso hay casos que pueden estar cuatro o cinco años en el Juzgado antes de recibir la Sentencia, aunque estos casos vienen a ser más excepcionales.

En cualquier caso, nuestros abogados especialistas en negligencias médicas, recomiendan grandes dosis de paciencia, ya que es totalmente desesperante el iniciar un proceso por negligencia y saber que vamos a estar esperando entre casi tres años y cinco para poder tener una Sentencia judicial que ponga fin a nuestra reclamación. Eso sí, no olvidemos que si la administración o el reclamante no está conforme con el resultado, puede presentar un recurso que puede durar su reclamación otros cuantos años.

Como no todo es negativo, decir que en ocasiones si la negligencia es apreciada de forma clara por la administración, puede ofrecer un acuerdo económico que ponga fin a la reclamación. Este acuerdo, puede ser acordado dentro de los dos años desde el inicio de la reclamación aproximadamente.

Campo & Cavia Abogados

Departamento Negligencias Médicas

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.