Los gastos de un divorcio

firma de un documento con anillo en la mesa. Abogados matrimonialistas

Aspectos económicos de la ruptura

España es un país de divorcios. Por cada pareja que decide darse el ‘Sí, quiero’, hay dos que ponen fin a su relación, según los últimos datos publicados por el Consejo General del Notariado.

De entre todas estas separaciones, las que con más frecuencia se repiten son las de parejas en las que no existe mutuo acuerdo, una decisión que suele complicar los trámites. Y es que, si una vez casados es complicado ponerse de acuerdo en todas las decisiones, las cosas se pueden poner difíciles cuando la pareja se ha disuelto.

Una de las claves para gestionar bien las finanzas tras un divorcio es que la pareja acabe en buenos términos y sea capaz de negociar la repartición de los bienes. Pero esta situación es la que se repite con menos frecuencia y, sea cual sea el régimen matrimonial bajo el que se había casado, los miembros de la pareja tienen que acudir a abogados y jueces para que establezcan una división que sea lo más justa posible.

Con frecuencia, las parejas se hipotecan en conjunto o se abren cuentas bancarias con dos titulares, productos de los que cuesta desprenderse una vez deciden divorciarse.

Que la pareja pueda comunicarse y repartirse los bienes una vez divorciados no solo será clave para una buena gestión de los productos financieros, sino también para ahorrar en el coste de los trámites. Los abogados serán imprescindibles y si la expareja no se pone de acuerdo, se necesitarán abogados para ambas partes, algo que incrementará notablemente el coste en más de 1.000 euros.

En Campo & Cavia Abogados contamos con un equipo de Abogados Expertos en Divorcios que te asesorarán en todo momento a la hora de iniciar un procedimiento de este tipo.

Campo & Cavia Abogados

Departamento de Derecho Matrimonial

campocavia

View more posts from this author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.